Entrevista – *La Masoneria : Un mito cercano.

En Uruguay hay 5 obediencias masónicas de las cuales 4 tienen presencia en Fray Bentos: La Gran Logia del Uruguay (GLU) que es la más antigua y conocida y la cuál se suele vincular al poder. El Gran Oriente del Uruguay (GOU) que es una escisión de la GLU. El Gran Oriente de la Francmasonería del Uruguay (GOFMU) que está en el país desde 1996 y es la única mixta dónde hay hombres y mujeres por igual. Finalmente la Gran Logia Femenina del Uruguay que surgió a impulso de la GLU debido a la aparición del Gran Oriente de la Franc-Masonería del Uruguay.

A pesar de ser una ciudad pequeña, Fray Bentos tiene una fuerte presencia masónica y suelen reunirse los días jueves en sus templos.

El Rionegrense habló con el Presidente del Gran Oriente de la Franc-Masonería del Uruguay y con la Presidente de la Logia de Fray Bentos, para conocer más sobre su funcionamiento. Raúl Bula reside en Rivera, tiene 59 años de edad, es Licenciado en Relaciones Laborales y asumió la Presidencia de la Institución (o Gran Maestría en términos masónicos) en la última asamblea en el mes de diciembre pasado.

¿Por qué la masonería genera tanta intriga?

A pesar que estamos en tiempos de internet, redes sociales, etc. puede ser que en algunos sectores de la sociedad, persistan algunas leyendas urbanas al respecto. Esas intrigas podrían estar originadas en el carácter reservado o discreto de la Institución masónica. Nuestro Gran Oriente de la Franc-Masonería del Uruguay nació hace más de 22 años, tiene personería jurídica reconocida por el Ministerio de Educación y Cultura, sus autoridades son de público conocimiento porque figuran en nuestra página web www.gofmu.org.

¿Es mito o verdad que está asociada al poder?

Si se refiere al poder sea económico o político, la masonería no es un partido político, ni una cámara empresarial, ni un sindicato, ni ninguna otra organización, que pueda estar asociadas al poder como usted dice. Los miembros del Gran Oriente de la Franc-Masonería del Uruguay somos ciudadanos de los más diversos orígenes sociales y trayectorias profesionales, que nos desenvolvemos en todos los ámbitos de la sociedad. Ahora si se refiere a poder ético y moral, que procura el bien común o interés general como se le quiera llamar, ahí si nos va a encontrar.

¿Qué origen tiene el GOFMU?

Nacimos de la voluntad de un conjunto de hermanos y hermanas franc-masones, que venían trabajando masónicamente antes de nuestra fundación el 10 de diciembre de 1998, algunos de ellos incluso provenientes del exilio durante el período de facto. En ese instante con varias Logias organizadas, deciden agruparse y constituirse como Gran Oriente.

¿Cuantas logias lo integran?

Lo integran más de 30 Talleres esparcidos en todo el país, en los que se han iniciado como masones más de 1.500 hombres y mujeres.

 ¿Por qué son la única que integran hombres y mujeres?

Cada Institución masónica tiene sus peculiaridades. En la masonería a grandes rasgos hay dos corrientes: una que podríamos llamar «anglosajona o dogmática» que esencialmente solo acepta hombres y otra que llamamos «liberal y adogmática» que por esa condición, no discrimina ni por sexo, ni por creencias o no creencias, ni por orientación sexual, en la que trabajamos en pie de igualdad hombres y mujeres. Todas nuestras Logias desde nuestra fundación son mixtas y tenemos el honor de contar entre nosotros con la primera mujer uruguaya en haber alcanzado la Gran Maestría masónica, nuestra Hermana la Esc. Myriam Tardugno Garbarino.

¿Los masones logran mejoras económicas?

Entiendo que la pregunta viene por el lado de si la pertenencia a la masonería proporciona algún beneficio económico. Por mi experiencia de unos cuantos años le diría que no y quien se acerca a la francmasonería con ese objetivo seguramente no está bien informado del propósito de la institución.

¿Tienen vínculos con otros países?

La masonería trabaja por el bien de la humanidad. No hay una autoridad mundial de la masonería, como si la hay en otras instituciones, como por ejemplo el Vaticano. Nosotros, naturalmente tenemos relaciones de amistad con muchas instituciones masónicas del Mundo. Nuestra Carta Patente – que es el documento que otorga reconocimiento a la seriedad y regularidad de nuestros Trabajos, nos fue otorgado por el Gran Oriente de Francia que es la institución de referencia de la corriente liberal y adogmática, cuya historia está ligada a la raíz misma de la masonería tal cual la conocemos hoy día. Integramos a nivel continental la Confederación Interamericana de Masonería Simbólica (CIMAS) que presidió por varios años nuestro Gran Maestro fundador, el Lic. Elbio Laxalte Terra A nivel mundial somos parte de CLIPSAS (Acuerdo de Estrasburgo) creado en 1961 que agrupa a más de 100 instituciones masónicas de todos los continentes y dónde nos cupo el honor que tambien nuestro hermano Elbio Laxalte, ocupara la Secretaría General de esa organización entre 2016 y 2019.

En tiempos actuales donde se habla de equidad, género y comunidades LGBT. ¿Cómo actúan en casos así? ¿Hay miembros de la comunidad?

Nosotros no discriminamos a nadie ni por sexo, ni por orientación sexual, ni por ninguna otra razón de las que más veces de la deseadas se invocan para dividir a los seres humanos. Entre nosotros desde nuestra fundación, cualquier persona puede sentirse muy cómoda y claro si hay personas de distinta orientación sexual, como hay hombres y mujeres. Y somos capaces de trabajar juntos y en armonía unidos en torno a los mismos principios y valores.

¿Y cuáles son esos principios y valores que mencionó?

A los conocidos principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad, nuestro Gran Oriente de la Franc-Masonería del Uruguay agregó el de Libertad Absoluta de Conciencia. Pero también integran nuestros principios fundamentales la defensa de la Democracia, la República, el Estado Laico, la Tolerancia y la Solidaridad, la Búsqueda del Bien Común, entre otros.

¿Buscan algún perfil de persona?

Sí, que sean buena gente y sincera fundamentalmente. También deben ser personas capaces de asumir las obligaciones básicas de pertenencia a la institución, como ser pagar la cuota mensual y asistir a los Trabajos.

Si un ciudadano común se quiere integrar ¿puede?

¿Quiénes son en su opinión los ciudadanos extraordinarios? Nuestro Gran Oriente de la Franc-Masonería del Uruguay, no discrimina ni por situación socioeconómica, ni por origen social, etnia, etc. Quién adhiera a los principios fundamentales puede solicitar el ingreso y por supuesto quien no adhiere a esos principios no puede integrar la institución masónica.